lunes, 22 de julio de 2013

Aforismos



Quien piensa en la realidad, únicamente, como aquello que se despliega ante sus sentidos, no la conoce. Ni siquiera como una sombra o simple aproximación.

*

Quien excluye de la realidad los inmensos continentes de los reinos invisibles vive en la más gris de las penumbras. Semidormido, es incapaz de percibir la majestad que sostiene cada uno de los meandros que conforman su vida. Además y como consecuencia, desconoce la naturaleza profunda y eterna del amor. Y su vida se reduce a una concatenación de hechos contingentes.

2 comentarios:

Begin dijo...

Cuando tenía trece años me tropecé con una frase de Edgar Alan Poe que decía: “Los que sueñan despiertos tienen conocimiento de mil cosas que escapan a aquellos que sueñan dormidos. Y me pareció digna de crearle un dibujo en el dorso. La conservo a la vista aún, colgada de un tablero de corcho en el estudio.

En realidad, es una frase que interpreto en el mismo sentido que las letras que has dejado, pero añado que hay que estar despierto y conectado a la intangibilidad para percibirla y, ciertamente, como no se ve, hay que confiar y creer en lo que siente y percibe el cuerpo, el corazón y la mente, como la realidad originaria y no la que se ve con los ojos.

¡Todo se tiene que revisar! Es evidente. ¿De percepción de la realidad estamos hablando en la Sinestesia? Es claro que la percepción no responde a patrones creados, desde mi punto de vista, muy primarios y obsoletos.

Existe majestad. Y nadie que perciba la naturaleza ante el mar o en la cumbre de una montaña puede negar su percepción interna de una realidad inmensa que le supera colosalmente y que está viva.

Salud

Jordi dijo...

Hola, Begin!!

Sumamente interesante el comentario que dejas (como el de más abajo, pero ese que te lo conteste mi esposa, a ver si se quita la vagancia de darle a la tecla, jajajaja)

Eso de la sinestesia me recuerda al solapamiento de funciones de onda con la creación de picos resonantes. Habitualmente los mismos haces de percepción generan reacciones internas similares, pero en ocasiones la cosa se "generaliza" y alcanzamos sensaciones que no se corresponden con el haz primario.

Pero esto no es más que un apunte a eso que dices de la sinestesia y la percepción compleja. Lo más importante es la percepción de esos reinos invisibles que posibilitan la existencia del mundo material. Cuando lo percibes de forma clara en tu interior, la certeza es abrumadora y además te das cuenta de que esos reinos (ahora diríamos "planos") son el manantial del que emerge el universo manifestado. Es muy interesante intentar proyectar esta idea en los modelos cosmológicos que estamos creando los seres humanos. Desde este punto de vista, el Big Bang no sería más que un vórtice de tensión extrema generado por el solapamiento de algunas de esas dimensiones no visibles.

Desde niño mi percepción de aquello que me es dado observar es, ¿cómo diría?...vertical descendente con extensiones horizontales que conforman distintos reinos de "realidad", siendo este el más denso. Además, creo que cada uno de esos reinos configura leyes propias a partir de la relación que se define entre sus componentes. El hilo de Ariadna que los vertebra es Dios, también podríamos decir "la Consciencia", de la cual participamos como chispas divinas que somos. Por eso decía que, cuando estas cosas se viven de forma nítida y contundente en tu interior, nada deviene contingente y sí se nos aparece como formando parte de un plan maravilloso. Por cierto, siempre he creído que el amor de verdad hacia la persona amada es eterno, con o sin cuerpo. Y lo es por esto mismo que estoy diciendo.

Un placer tenerte por aquí.

Salud!!