domingo, 29 de julio de 2012

Lago Espejo , Kheled zâram

Ted Nasmith

"¡Oh bello y maravilloso Kheled-zâram! -dijo Gimli.
 Aquí descansa la corona de Durin, hasta que despierte"

*

(La Comunidad del Anillo, libro segundo: Lothlórien)

2 comentarios:

Andres Cadena dijo...

INTERPRETACION???

Jordi dijo...

Con sumo gusto, Andrés: Kheled-zâram es un lago ficticio que pertenece al legendarium del escritor británico J. R. R. Tolkien y que aparece en su obra El Señor de los Anillos (ESDLA). Es el lago sagrado de los Enanos, ubicado en el valle, también ficticio, de Azanulbizar, el lugar al que llegó la Comunidad del Anillo después de dejar las Minas de Moria.

Se cuenta en ESDLA que era una laguna larga y ovalada, "(...) como una punta clavada profundamente en la garganta del norte", las aguas eran oscuras, "un azul profundo como el cielo claro de la noche visto desde una habitación donde arde una lámpara, todo alrededor una hierba suave descendía por las laderas hasta la orilla lisa y uniforme." En una de sus orillas se elevaba la piedra de Durin, que señala el lugar en donde el Rey enano de Moria miró por primera vez el Lago Espejo, viendo en el reflejo su cabeza rodeada por estrellas formando una corona, sabiendo de ese modo su destino como rey de un reino de Enanos. Era considerado por los Enanos como un lago sagrado, el Lago de la "Visión y la Profecía" y era una de las fuentes del Cauce de Plata. En ESDLA, Gimli le muestra a Frodo las estrellas titilantes en el fondo del lago y le dice que "hasta que Durin regrese" la corona descansará allí.

En la pintura de Ted Nasmith, Aragorn (o quizá Boromir) contempla el Lago Kheled desde la piedra de Durin.

Un saludo y muchas gracias por su atención.